El secesionismo y el Régimen más loco de la historia de España

Javier Benegas y Juan M. Blanco


En la célebre película Sopa de GansoRufus Firefly (Groucho Marx) es nombrado presidente de la república de Libertonia. En su toma de posesión declara solemnemente: “No permitiré de ningún modo la corrupción… sin que yo reciba mi parte”. Acto seguido nombra como ministro de la Guerra a un vendedor callejero de cacahuetes, que casualmente trabaja como espía para una potencia enemiga, Sylvania. Al estallar la guerra, y ante la falta de tiempo para cavar, pide que le sirvan trincheras prefabricadas. Y al general del ejército que informa de un ataque de gases en su sector… recomiendan una cucharada de bicarbonato.

Si por algo se distingue la etapa actual es por tener el régimen político más absurdo de la historia de España

España ha vivido etapas convulsas, guerras civiles sangrientas, gobiernos corruptos, autoritarios. Pero si por algo se distingue la etapa actual es por tener el régimen político más absurdo de nuestra historia. Visto con perspectiva, puede decirse que el Régimen surgido en 1978 ha degenerado en algo no menos descabellado que el gobierno de Libertonia. La declaración solemne de Firefly bien podía haber sido pronunciada por cualquiera de nuestros gobernantes; las ridículas decisiones de las trincheras y el bicarbonato no desentonan con ese principio, grabado en piedra, que ha presidido nuestra política: crear un problema para justificar un incremento de la administración y del presupuesto con el que… aplicar la solución equivocada. Y vuelta al principio.

Un comienzo francamente mejorable

Todo comenzó mal. Aunque la propaganda oficial difundiese un relato idealizado de la Transición Política de 1977-78, el jactancioso consenso constitucional fue más bien un cambalache, el reparto de la tarta entre los que ya estaban y los que llegaban. Oligarcas, caciques locales, burócratas de partido… todos tendrían su parte, aunque ello conllevara multiplicar las estructuras administrativas hasta lo insoportable. El caótico sistema autonómico, sin modelo definido, promovió una descentralización de competencias descontrolada y sin tasa que dio alas al secesionismo, estimulando a las oligarquías locales que vieron la oportunidad de incrementar su poder, sus ingresos ilegales y, por supuesto, alcanzar la impunidad definitiva.

Se cedió a los nacionalistas regionales la capacidad de actuar a discreción en su área de influencia sin que el gobierno central pusiera cortapisa alguna. Por ello, practicaron impunemente una ingeniería social, abusiva, poco respetuosa con los derechos de los ciudadanos. Las oligarquías regionales mostraron un fuerte interés en fomentar diferencias y peculiaridades, inventándolas cuando no existían, pues era una vía para conseguir más poder, más presupuesto y una coartada para ejercer cierto dominio ideológico sobre sus súbditos. Se ha llegado al absurdo de que en alguna Comunidad Autónomas los niños ya no pueden estudiar en español mientras que en otras resulta cada vez más difícil. Incluso el concepto de España se convirtió en tabú, en una palabra políticamente incorrecta, fenómeno que resulta incomprensible para cualquiera que no sea español. Un disparate de tal calibre que ni a Groucho Marx se le ocurrió incorporarlo en su parodia de Libertonia.

La Transición Política tuvo poco heroísmo y demasiado apaño, componenda y pasteleo. A los nuevos padres de la patria no les preocupó las peligrosas consecuencias a largo de su disparatado diseño autonómico: primaron la foto de todos ellos, con sonrisa de dentífrico, “escribiendo la Historia”. Dieron así el pistoletazo de salida a una política que primaba el corto plazo sobre la visión de futuro, la imagen sobre la sustancia y la verborrea sobre los fundamentos. Un país donde lo superficial, la apariencia, la palabrería aniquilaría el razonamiento y enviaría la inteligencia a las catacumbas.

El desmoronamiento

A partir de ahí, todo fue susceptible de empeorar. Los partidos se financiaron ilegalmente, vendiendo favores a cambio de comisiones. El parlamento se convirtió en una cuadrilla de aprieta-botones; la Justicia en un ente torpe, lento e incapaz de aplicar con contundencia la ley a los poderosos. Incluso el Rey se permitió poner a su amante, Corinna zu Sayn-Wittgenstein, no ya un pisito, sino un palacio que lindaba con el suyo… a cargo del contribuyente.

El régimen español actual guarda grandes similitudes con el de la Restauración Canovista de 1875 pero existe una diferencia muy importante

Se ha comparado el regimen juancarlista con el de la Restauración Borbónica, diseñada por Antonio Cánovas a partir de 1875, un sistema que duró hasta 1923.  Y ciertamente hay muchas similitudes: el caciquismo, la corrupción generalizada, el clientelismo, las estrategias para comprar votos, la costumbre de enchufar en la administración a los partidarios, el control de la prensa, el turnismo, etc. Pero existe una discrepancia fundamental. En el régimen actual no han surgido políticos de talla sino mediocres sucedáneos sin carisma ni visión de futuro, auténticos zoquetes, vendedores de crecepelo, repetidores de consignas sin una idea propia. El perverso proceso de selección de los partidos ha alumbrado una clase política refractaria al debate de ideas, preocupada sólo por su permanencia en el poder y la consecución de estrechísimos intereses particulares. Tenemos unos dirigentes incapaces de tomar decisiones en favor de España que entrañasen el mínimo riesgo para su permanencia en el poder, unos políticos de una incapacidad y altura moral equiparable a la de los dirigentes de Libertonia.

En España, algunos periodistas cobraron más por callar que por escribir

Y qué decir del papel de una prensa que, controlada por el poder, rehusó denunciar los desmanes de la España política pues muchos periodistas recibían favores y otros cobraban  más por callar que por escribir. Especialmente intensa fue la autocensura de los periodistas en Cataluña, donde muy pocos se atrevieron a denunciar los atropellos de los nacionalistas a los derechos ciudadanos. Sonrojante fue también el papel de los intelectuales, siempre alineados con la corrección política, incapaces de criticar al sistema por miedo a ser tachados de antidemócratas, una vez que la propaganda oficial identificó el Régimen Juancarlista y el insólito Estado de las Autonomías… con la Democracia. Demasiada gente lo creyó.

Y, finalmente… el esperpento

Ahora, tras años negando la deriva desintegradora, cuando la sedición en Cataluña se ha consumado, nuestros gobernantes siguen incapaces de tomar medidas serias y eficaces, descargando en fiscales y tribunales lo que es responsabilidad del ejecutivo: garantizar la protección de los ciudadanos, sus derechos y el orden constitucional. Fieles al esperpento intentan frenar el proceso secesionista con una cucharada de bicarbonato.

En la “neolengua” de los políticos, negociación con los independentistas no significa otra cosa que cesión

Uno de los principios básicos del presente Régimen Político es que todo puede resolverse negociando con los nacionalistas. Sin embargo, en la “neolengua” de los políticos, negociación con los independentistas no significa otra cosa que cesión. Frente a la amenaza disgregadora el gobierno parece aferrado al guión trazado en la Transición: aplicar la táctica cortoplacista de pactar para seguir traspasando poder sea de manera legal o factual. Quizá la idea ofrecer a los gobernantes de Cataluña todavía más competencias, otorgar una independencia por la vía de los hechos, sin proclamación ni algarabías. Conceder una separación efectiva aunque, formalmente, el territorio siga formando parte de España. En definitiva, sanar la enfermedad administrando mayores dosis del veneno que la causó. Jamás hubiera imaginado Groucho Marx que, algún día, el esperpento de la política española superaría su genial ficción; menos aún que lo hiciera de forma tan extraordinaria.

Twitter  @BenegasJ

Twitter  @BlancoJuanM

5 comentarios en “El secesionismo y el Régimen más loco de la historia de España

  1. No puedo estar más de acuerdo con su análisis, pero… ¿Quién y cómo se le pone el cascabel al gato?

    ¿Qué solución prevén los Sres B&B a tan fundamental cuestión para nuestro futuro?

    Me gusta

  2. Efectivamente B&B

    Pero todo ese delirio de idioteces está jalonado de terribles hechos que nos demuestran que el Estado para lo que le interasa si puede.

    Desde detalles tan nimios cómo el dueño de ese bar que se pasó por el forro la ley del tabaco y le calló la del pulpo hasta temas tan terribles como el terrorismo. Al terrorismo ,que habría sido fáclmente atajable desde el Estado de derecho se lo dejó volar porque era:

    1-la mejor excusa para seguir dando hilo a la cometa de las Taifas

    2-fue también la mejor excusa para que el Estado se reservase el derecho a las alcantarillas. Esas que estaba deseoso de usar, y exhibir (eso es lo mas importante)

    Continuando con el 11M. el asunto del que no se puede hablar porque si saliera a la luz este régimen se iría a la basura ya mismo. En 10 minutos.

    Ustedes mismos, relegados al cuarto de la empleada, o viéndose obligados a escribir donde no molesten al propietaro del medio, y que este a su vez no moleste a saber quien son también testugos de que si se quiere, desde el Estado, se puede.

    Comentan ustedes acerca de la mediocridad de nuestros políticos. No será que ello es posible porque no es necesario, si no lo contrario , que sean brillantes.

    Son políticos marionetas, en realidad manda otro/s, y lo que se busca es que sean obedientes, no brillantes.

    Y me temo que esos otros que si mandan y mucho están en ese segundo plano de los altos funcionarios de aquí y de allá, que funcionan como una masonería postmoderna, pero terriblemente efciaz, ya o he mencionado, cuando quiere.

    un muy cordial saludo y les emplazo a que un día y sin venir a cuento nos digan que opinan del 11M

    Le gusta a 1 persona

  3. Me viene al pelo un hecho acaecido en El Ejido, Almería, hace una semana como metáfora de este artículo y el anterior pues no deja de ser un continuum sus escritos.

    Una madre harta de que su hijo de 15 años no estudiara por estar día y noche enganchado al teléfono móvil le da un aire y de un manotazo se lo quita en medio de un forcejeo.

    El niño ni corto ni perezoso denuncia a la madre por malos tratos ante el cuartelillo de la Guardia civil que hace el consiguiente atestado y lo envía a la fiscalía de Almería.

    A la sazón la fiscal de guardia (nada que ver con la fiscalía de menores) por el artículo 150 y tantos del Código Penal le remite al juez pidiendo no solo 9 meses de cárcel para la madre sino además el alejamiento del mozalbete por un tiempo de unos meses del barrio donde viven.

    El abogado de oficio y de guardia esa noche, que pagamos todos, Sr. Alcántara, ayer en la tele daba toda esta información y a escape le pidió al juez le excusara pues tenía otros doce casos como abogado de oficio y mandó a una ayudante a que intercediera ante tamaño dislate.

    El juez diligentemente no tomó en consideración la petición de la fiscal de guardia, que pagamos todos los españoles con nuestros impuestos, ante semejante caso de agresión a un menor ¿?( sic)y además mamá del supuestamente agredido.

    Finalmente, el abogado defensor de la mamá, Sr. Alcántara dijo textualmente en la tele ante el periodista Sr. Serrano de TV13, que no iba a denunciar a la fiscal por su extraño proceder pues como habría de encontrársela más veces en los juzgados en lo sucesivo no se atrevía a denunciarla por si le tomaba ojeriza, ante la Fiscalía General del Estado, cuerpo perfectamente jerarquizado. Que lo hiciera éste y él se lavaba las manos.

    En esa estamos en esta España. El mundo al revés. Una guantá bien merecida a un hijo te puede costar la releche.

    Me gusta

  4. Y ahora ¿Qué hacemos? se preguntan por ahí, bien ahí van mis 10 céntimos de euro:

    1º – DECLARAR LA GUERRA A LA IGNORANCIA.
    Hacen falta intelectuales que defiendan a España en todos los ordenes, no sólo el político, que defiendan la libertad de pensamiento para poner en evidencia a la mentira.Los españoles no pertenecemos al Estado,ni somos el pueblo, ni la gente,ni los que se jodan, somos la Nación un concepto sepultado por la ingeniería social y por lo tanto es el Estado el que nos pertenece a nosotros, los españoles.

    2º- RECUPERAR la DIGNIDAD individual y colectiva.
    No ser complices de una farsa y apelar por lo menos al voto en conciencia, ni el voto útil, ni el voto del miedo, ni el voto en contra,ni el voto a bríos. Asociar al voto o no voto (abstención) la causa de la conciencia tranquila con independencia de cualquier otro efecto o consecuencia.La coherencia de poder vivir de acuerdo con lo que se piensa, y alcanzar el único logro que merece ser defendido la dignidad como personas ante el régimen.

    3º- DIVULGAR la VERDAD de los hechos.
    Que la libertad es anterior al derecho y fundamento del mismo.
    Que la democracia formal es una creación del pensamiento humano acerca de la organización de las sociedades en las que vive, basada en el conocimiento de la naturaleza humana y no una ideología de la igualdad material.

    Juntar y unir los esfuerzos de los pocos que todavía piensan, con el propósito de hacerlos más audibles fuera de los medios de propaganda, en internet y a pelo.

    Change the world in 3 easy steps !!! … 😉

    Le gusta a 1 persona

  5. Hace mas de un mes que les leo por aqui, no había entrado porque me parecia más dificil entrar y comentar.

    Muchas gracias por abrir esta página.

    En primer lugar, me alegra mucho poder leerles y disponer de un archivo histórico de artículos. No entro en porqués, ya que me lo imagino. ‘Los espíritus libres’ no son bien recibidos en ningún sitio y sin embargo son necesarios. Les agradezco que hayan tenido a bien esta solución para expresar su pensamiento que muchos compartimos (en alguna ocasión he pensado que estaba abducido por Ustedes con sus artículos).

    Efectivamente, el poder utiliza ‘lo políticamente correcto’ y la historia/visión única para crear un problema y para darle prioridad en línea con sus intereses, ocultando a la vez los que no les conviene. Es la manipulación masiva al servicio de intereses extraños ( no se como calificar esos intereses, pero desde luego no son los que debieran ser).

    La incoherencia, lo absurdo de la política española nace de que el poder real debe estar oculto, el poder visible se ha fragmentado entre gobierno, partidos, autonomias y demás. Los que tocan poder actúan como si la justicia no fuera con ellos. De ahí el absurdo, lo que decide el gobierno central, lo cuestionan los partidos y no lo cumplen las autonomias, por ejemplo el déficit. Y así con todo. Por otra parte, la fragmentación política intenta sobrevivir en esta época centrandose en grupos de votantes. El marketing político les obliga a diferenciarse y buscar nichos que no ocupe nadie. De ahí, por ejemplo, lo absurdo de las posiciones de los partidos de la izquierda progre. Lo lamentable es que también la derecha progre practica la misma política aunque en menor medida.

    Hasta el jefe-podemita ha perdido la verguenza y se alinea directamente con los asesinos terroristas. Las víctimas además del dolor de la pérdida de alguien próximo por ser español, tienen que vivir el dolor y la verguenza de sentirse ‘culpables e incómodos’ ante los desplantes, ninguneo y acoso de la izquierda progre. Incomprensible en un estado razonablemente preocupado por sus ciudadanos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s