Feminismo enloquecido y azafatas de Fórmula 1

José Carlos Rodríguez

Ya no veremos mujeres azafatas en la Formula 1 del automovilismo. Sean Bratches, director gerente de operaciones comerciales de F1considera que “esta costumbre no concuerda con nuestros valores de marca y no encaja con los valores sociales de hoy en día. No consideramos que la práctica sea apropiada, o relevante, para la Formula 1 y sus fans, los nuevos y los viejos”.

Por lo que a mí se refiere, podrían haber alegado que pretendían ahorrarse su sueldo o cualquier otra excusa. Se trata de una empresa privada y tiene el derecho a hacer lo que le plazca. La polémica decisión, según confirman las palabras de Bratches, está condicionada por la presión ejercida por un movimiento feminista que abomina de que otras mujeres se ganen la vida con su atractivo. Pero, de nuevo, una empresa ha cedido ante esta presión con la misma libertad con la que podía haberla rechazado.

Seguir leyendo en Disidentia

 

Deja un comentario