“Ciudadanos” y el planificado relevo del Poder en España

Javier Benegas

Hace tiempo un amigo me dio un buen consejo, me dijo que en la vida real la lealtad no atiende a los favores recibidos sino a los favores por recibir. Y que la mayoría de las personas tienen una memoria muy frágil, olvidan con rapidez lo recibido porque su lealtad está pendiente de lo que esperan obtener de uno en el futuro. La gratitud es por lo general muy olvidadiza; siempre, mal que nos pese, especula con el futuro, como un ambicioso ejecutivo que califica a sus colaboradores no por sus logros presentes, sino por sus éxitos futuros.

Si en la vida ordinaria esta regla suele reproducirse regularmente, en política es implacable. Raro es quien mantendrá su lealtad unida a las viejas relaciones y favores cumplidos. La mayoría adulará y apoyará a un partido político no por sus principios, tampoco por los privilegios recibidos, pero ya amortizados, tal vez perdidos, sino por las expectativas de poder.

Seguir leyendo en Disidentia.com

Deja un comentario