La conspiración del Poder contra las Redes Sociales

Dicen que 2017 ha sido el annus horribilis de las Redes Sociales. El último en sumarse al linchamiento general de Facebook y Twitter antes de finalizar 2017 fue el hoy converso Sean Parker, creador en su día de Napster y primer presidente de Facebook en 2004, que el 8 de noviembre en un acto de la firma Axios en Filadelfia se declaró arrepentido de haber impulsado Facebook.

Según transcribe Joseba Elola en El País, el bueno (ahora) de Parker confesó que para conseguir que la gente se enganchara a la red, era preciso generar descargas de dopamina, breves instantes de felicidad; y que estas descargas correrían a cargo de los me gusta de los amigos. “Eso explota una vulnerabilidad de la psicología humana”, explicó Parker. Y añadió compungido: “Los inventores de esto, tanto yo, como Mark [Zuckerberg], como Kevin Systrom [Instagram] y toda esa gente, lo sabíamos. A pesar de ello, lo hicimos”.

Seguir leyendo en Disidentia.com

Deja un comentario