Cataluña, ¿secesionistas o psicópatas?

Juan M. Blanco

La reciente detención de Carles Puigdemont en Alemania, y los consiguientes disturbios violentos, señalan que los dirigentes y activistas secesionistas de Cataluña no ponen freno en su empeño de alcanzar la independencia, aun a costa de llevarse por delante la convivencia y la prosperidad económica.

Se trata de un camino que emprendieron de forma taimada y solapada hace varias décadas, aprovechando la tolerancia que mostró siempre el Régimen de 1978 ante la violación de la ley por parte de los poderosos y, en particular, su extrema permisividad con cualquier tropelía que cometieran los nacionalistas regionales. Así, los separatistas traicionaron el Sistema Autonómico, establecido precisamente para “complacerlos”, para permitir que “encajasen” en el marco constitucional vigente.

Seguir leyendo en Disidentia.com

Deja un comentario